Un taller con mucho sentido

La monitora del taller «Aprendo mucho«, nos explica cómo uno de los grupos de chicos con sordoceguera disfruta de una de las actividades programadas en el Centro.

En semanas alternas, este grupo de «experimentados chefs» trabaja los martes en el Taller de Informática los ingredientes que van a utilizar para una receta que previamente ha sido seleccionada. Además de escribirlos (o reconocerlos para copiarlos y pegarlos donde corresponda), pueden probarlos, olerlos, etc.

Los miércoles salen a la calle y cada uno es el encargado de comprar uno de los ingredientes que han trabajado y con los que posteriormente, el jueves, llevan a cabo con mucho mimo la receta propiamente dicha.

A la hora de la comida de ese día pueden saborearla, degustando así algo creado por ellos mismos y donde todo el trabajo realizado a lo largo de la semana acaba teniendo mucho sentido.

Rocío Díaz

Monitora, Centro Santa Ángela de la Cruz