By Plimun Web Design

APASCIDE

Font Size

SCREEN

Profile

Layout

Menu Style

Cpanel

7-El resto auditivo

7-El resto auditivo

Capítulo 7
El resto auditivo
 

Muchas personas sordociegas pueden oir algo. Esto es lo que se llama “resto auditivo”. Es importante conocer las deficiencias auditivas. El sonido audible por el oido humano se compone de sonidos agudos y sonidos graves. La medición de la audición se llama audiometría, y ésta nos dice la pérdida de audición que existe en decibelios (dB), dando un valor  medio en las frecuencias que comprenden sobre todo el habla humana.  

I. Audición infranormal.
La pérdida tonal media no sobrepasa 20 dB. Se trata eventualmente de una pérdida tonal ligera sin incidencia social.
 
II. Deficiencia auditiva ligera.
La pérdida tonal media está comprendida entre 21 dB y 40 dB. El habla con voz normal es percibida, sin embargo se percibe difícilmente con voz baja o lejana. La mayoría de los ruidos familiares son percibidos.
 
III. Deficiencia auditiva mediana.
La pérdida tonal media está entre 41 y 70 dB. El habla es percibida si se eleva un poco la voz. El sujeto entiende mejor si mira cuando le hablan. Se perciben aún algunos ruidos familiares.
 
IV. Deficiencia auditiva severa.
La pérdida tonal media está entre 71 y 90 dB. El habla es percibida con voz fuerte cerca del oído. Los ruidos fuertes son percibidos.
 
V. Deficiencia auditiva profunda.
La pérdida tonal media está entre 91 y 119 dB. Sólo los ruidos muy potentes son percibidos.
 
VI. Deficiencia auditiva total - cófosis.
La pérdida tonal media es de 120 dB. No se percibe nada.
 
Ayudas auditivas. Las personas sordociegas con resto auditivo suelen tener algún tipo de ayuda auditiva. Las más comunes son los audífonos y los implantes cocleares. Estos aparatos son dispositivos muy complejos y debemos tener unas nociones de su cuidado, que nos deben comunicar los profesionales o los monitores expertos.  Debemos tener especial cuidado en que los niños sordociegos no se los lleven a la boca, puesto que además de romperlos pueden tener elementos tóxicos (pilas). En general no se deben mojar, por lo que antes de entrar en la piscina se deben quitar y guardar cuidadosamente en su estuche o bolsita.   
Esquema del oído humano

oido.JPG

 

 

 

 

 

 

 

 

  

 

 

 

Utilizamos cookies para mejorar tu experiencia al navegar por la web APASCIDE Para saber más sobre las cookies Politica de Privacidad.

Acepto el uso de cookies de este sitio

EU Cookie Directive Plugin Information