By Plimun Web Design

APASCIDE

Font Size

SCREEN

Profile

Layout

Menu Style

Cpanel

5-Comportamientos problemáticos

5-Comportamientos problemáticos

Capítulo 5
Actitud ante los comportamientos problemáticos. 
 

El voluntario que elige ofrecer su ayuda en el trabajo con personas sordociegas muestra una motivación e interés que reflejan la disposición a enfrentarse a un gran reto. Sin embargo, en ocasiones, se pueden encontrar que la recompensa que supone esta labor no es inmediata. Algunas veces incluso se pueden producir reacciones de rechazo y comportamientos desafiantes
 
Algunos niños o jóvenes sordociegos que todavía no tienen adquirido un nivel comunicativo suficiente que les permita expresar sus necesidades, deseos, malestar, rechazo... suelen utilizar comportamientos problemáticos como manera de hacerse comprender por el adulto que tiene cerca. Sin embargo, no siempre es fácil entender cuales son los motivos o las causas que puedan provocar tales conductas.
 
En este sentido es importante que antes de iniciar vuestra labor examinemos qué actitudes y qué comportamientos pueden ayudarnos a trabajar con aquellos niños sordociegos que presentan comportamientos problemáticos.
 
1 .Se debe intentar establecer un buen contacto con el niño o joven sordociego que vayamos a apoyar. Para ello puede ayudar el compartir actividades que sean gratificantes para él. Estas situaciones van a requerir por nuestra parte un esfuerzo para ir probando y proponiendo distintas actividades hasta poder encontrar aquéllas que le agraden y muestren una respuesta y una actitud positiva.
 
2. Observar y conocer al niño sordociego para poder interpretar las respuestas. Este punto está relacionado con el anterior. En la medida que nosotros vamos observando sus respuestas y conociendo sus preferencias, es más fácil poder ajustar a sus características individuales, las propuestas de juegos, actividades y niveles de exigencias acordes a su nivel comunicativo y cognitivo.
 
3. Consistencia en la forma de actuación ante los comportamientos problemáticos.
Aunque la labor del voluntario no implica determinar cual es la manera de actuación ante esos comportamientos problemáticos, sí puede y debe aportar el conocimiento que tiene del niño y su observación. Es muy importante coordinarse con los profesionales y monitores expertos para que la respuesta  a estos comportamientos sea siempre consistente EN TODOS LOS QUE INTERACTÚEN con la persona sordociega. Por ejemplo, si la mejor respuesta ante una rabieta es seguir con la actividad que se esté haciendo, debemos procurar todos hacerlo siempre. Si la respuesta tuviera que ser de otro tipo, pues todos los que participen deben ponerse de acuerdo.
 
4. Actitud positiva ante el niño. Sabemos que no siempre va ser fácil, que son muchas las ocasiones en las que no vamos a saber qué es lo que pide o quiere de nosotros, pero el mantener una actitud positiva, de "escucha" y de alerta, va a proporcionar una mejor situación para que se puedan dar nuevas experiencias enriquecedoras para el niño o joven sordociego.

 

 

 

 

 

 

 

 

  

 

 

 

Utilizamos cookies para mejorar tu experiencia al navegar por la web APASCIDE Para saber más sobre las cookies Politica de Privacidad.

Acepto el uso de cookies de este sitio

EU Cookie Directive Plugin Information